Verano: consejos oportunos para el cuidado de la piel

Aunque la dermis debe cuidarse durante los 365 días del año, es durante la temporada de calor donde las personas tienen una mayor exposición a la luz solar.

En verano, tomar el sol en la playa o en la piscina para ponernos morenos se convierte en una actividad habitual, y en muchas ocasiones, nos sobreexponemos sin protegernos adecuadamente. Sin embargo, no debemos olvidar que los rayos de sol dañan nuestra dermis y constituyen el principal factor de riesgo para el desarrollo de cáncer de piel u otras enfermedades como la dermatitis crónica. Por este motivo, es fundamental estar bien informado de los efectos negativos del sol y tomar medidas de prevención para disfrutar de un verano saludable.

Recomendaciones para disfrutar del sol en verano y el cuidado de la piel: 

  • Evita tomar el sol en las horas centrales del día: haz lo posible por quedarte bajo techo entre 11 am y 4 pm, tiempo durante el cual los rayos del sol son más fuertes y llegan a tener un efecto muy perjudicial sobre tu piel.
  • Aplica el protector solar por lo menos 30 minutos antes de salir de casa o de exponerte al sol. 
  • Existen diversos tipos de protectores solares, clasificados según la sustancia que contengan. Debes elegir el que mejor se adapte a tus necesidades para bloquear la penetración de los rayos UVA y UVB a fin de evitar posibles enfermedades cutáneas. Hay protectores resistentes al agua, especiales para quienes entran y salen con frecuencia del mar o la piscina; protector para niños o bebés, elaborados según el tipo de piel (como es más sensible, no contienen químicos, aromas o conservantes lo que los hace un producto sin riesgos de irritación). Hay también para pieles con tendencia grasa o muy sensible que tienen frecuentes reacciones como erupciones, enrojecimiento y ardor. 

¿Se debe exponer a los más chicos al sol? No se debe exponer al sol a bebés y niños pequeños hasta los seis meses de vida (principalmente porque hasta este momento no pueden utilizar protectores) y hasta los tres años, por lo menos, protegerlos con ropa de algodón, sombreros y FPS superior a 50.

¿Qué ropa utilizar? No se debe usar únicamente ropa clara aunque se crea más fresca, porque las remeras o pantalones de trama cerrada y de colores oscuros protegen mejor la piel de los rayos.

Mientras se esté expuesto al sol y especialmente en días de calor hay que beber mucho líquido (aproximadamente entre 2 a 3 litros diarios) y aumentar el consumo de frutas y verduras.

Otros cuidados de la piel en verano

Además de los rayos del sol, la deshidratación, el cloro de las piscinas o los malos hábitos alimenticios durante el verano pueden notarse en nuestra piel. A continuación , claves para lucir una piel perfecta este verano:

  1. Hidratación. Tu cuerpo tiende a perder una gran cantidad de humedad en el verano, por lo que es necesario reponer periódicamente el H2O. Bebe mucha agua y la piel permanecerá suave e hidratada.
  2. Evita las bebidas gaseosas. Contienen azúcar que no es bueno para tu piel, reduce al mínimo la ingesta de diuréticos, como alcohol y cafeína.
  3. Lava tu cara dos veces al día. Esto te ayudará a mantener los poros libres de suciedad, incluso si sientes que tu piel está limpia.
  4. Exfolia. Es muy importante exfoliar bien la piel en verano para eliminar la piel muerta y mejorar la circulación de la sangre en la cara.
  5. Usa un tónico. El tónico es un excelente aliado para la piel porque la mantiene fresca y con los poros cerrados gracias a sus propiedades de enfriamiento natural.
  6. Emplea crema hidratante. No te saltes la rutina de hidratación, debes  mantener la piel y el cuerpo hidratados.

Ya está todo listo para disfrutar del verano, el sol y el buen tiempo sin arriesgar tu salud.

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *