Leyendo
14 de Junio: Día Mundial del Donante Voluntario de Sangre

14 de Junio: Día Mundial del Donante Voluntario de Sangre

“Doná sangre para que el mundo siga latiendo” es el lema elegido este año por la Organización Mundial de la Salud.

Esta jornada está destinada a crear conciencia sobre la importancia de la donación voluntaria de sangre y a destacar el aporte solidario de los donantes voluntarios, gracias a los cuales se cubre la necesidad de sangre segura que permite a muchas personas sobrevivir o vivir mejor.

La donación de sangre en el mundo no es suficiente para satisfacer las necesidades, y es desigual de un país a otro; sólo unos pocos países cubren sus propios requerimientos. Según la OMS, Organización Mundial de la Salud, de los donantes de sangre regulares, voluntarios y no remunerados casi un 90 por ciento pertenece a países de altos ingresos.

La fecha en que se celebra esta jornada es el aniversario del nacimiento de Karl Landsteiner (1868-1943), médico e investigador austriaco cuyo gran aporte a la ciencia fue el descubrimiento de los grupos sanguíneos; sus trabajos sobre la diferenciación e incompatibilidad de éstos abrieron el camino al método científico de transfusiones de sangre. En 1930 fue reconocido con el Premio Nóbel de Medicina y Fisiología.

La importancia de donar

Por qué elegir ser donante voluntario de sangre

La donación de sangre es un acto altruista para el que no hay que tener condiciones excepcionales, únicamente la conciencia de que es necesaria para alguien (o para nosotros mismos ya que 9 de cada 10 personas la necesitarán en algún momento de su vida).

Las donaciones regulares de sangre de personas sanas son imprescindibles para garantizar la disponibilidad de sangre segura en el momento y el lugar en que se precise. Queremos que la sangre espere al paciente, y no el paciente a la sangre.

Este es el regalo más valioso que le podemos hacer a alguien. La decisión de donar sangre puede salvar una vida, o incluso varias, si se separa la donación por componentes (glóbulos rojos, plaquetas y plasma).

Un poquito de algo tuyo puede hacer mucho por otros. Por cada vez que donas sangre, salvás o mejorás hasta tres vidas.

Al donar, te comprometés con:

  • las mujeres con complicaciones obstétricas (embarazos ectópicos, hemorragias antes, durante o después del parto, etc.).
  • los niños y niñas con anemia grave, a menudo causada por el paludismo o la malnutrición.
  • las personas con traumatismos graves.
  • muchos pacientes que se someten a intervenciones quirúrgicas y médicas complejas y pacientes con cáncer.

Se precisa también sangre para realizar transfusiones periódicas en personas afectadas por enfermedades, como la talasemia o la drepanocitosis. Además, se utiliza para la elaboración de diversos productos, por ejemplo factores de coagulación para los hemofílicos.

¿Que tenés que saber sobre la donación de sangre?

  • No adelgaza ni tampoco engorda.
  • No produce acostumbramiento.
  • No es viable el contagio de enfermedades por donación. Los materiales desechables que se emplean anulan cualquier vía de contagio posible.

Donar es un hábito saludable

Al llegar al lugar de la donación (colectas en unidades móviles, hospitales, Centro de Transfusión…) se hace un reconocimiento para comprobar que el donante esté en condiciones de donar (toma de presión y temperatura, niveles de hemoglobina).

Posteriormente, la sangre que se extrajo será analizada para las enfermedades de transmisión sanguínea. Chagas, Hepatitis B y C, Sífilis, HIV, Brucelosis entre otras.

¿Donar puede perjudicar al organismo?

NO. Una bolsa de donación recoge 450 cc de sangre; es una cantidad que el cuerpo asume sin ningún problema cuando estamos sanos y que no causa ningún trastorno posterior. El cuerpo la regenerará en unos días mientras sigue con su trabajo habitual.

El proceso de donación dura alrededor de quince minutos y al acabar te ofrecerán un refrigerio y bebida, junto a recomendaciones para las horas siguientes (beber abundante líquido, no cargar con mucho peso en el brazo que se haya pinchado, no fumar…).

Seguridad en el proceso de donación

La donación de sangre es un proceso seguro que se realiza bajo la responsabilidad de un equipo médico.
Todo el material que se usa es estéril y de un solo uso. Es imposible la transmisión de ningún tipo de enfermedad durante este proceso. El reconocimiento previo asegura que el donante cumple con todos los requisitos y que la donación no supondrá para él ningún riesgo.

Donar es fácil y seguro

El acto solidario de la donación de sangre es fácil y todo aquel que cumpla con los siguientes requisitos, puede hacerlo:

  • Tener entre 18 y 65 años.
  • Pesar más de 56 kilos.
  • Concurrir con DNI
  • Almorzar sin lácteos ni grasas, deben pasar mas de 2 horas después del almuerzo.
  • No consumir drogas ilegales.
  • No haber padecido enfermedades de trasmisión sanguínea.
  • Tatuajes, piercing debe haber pasado un año.
  • Cirugía mayor debe pasar un año. cirugía menor deben pasar 3 meses.
  • Gozar de buena salud
  • No tener síntomas compatibles con COVID 19 en los últimos 14 días.
  • Si estuviste en contacto estrecho con casos de COVID podes donar después de 14 días del último contacto.
  • Deben pasar 72 horas después de colocarte la vacuna de COVID 19.
  • Si tuviste COVID 19 podes donar a los 30 días después del último resultado negativo.
  • No estar haciendo dietas para adelgazar.

¿Querés convertirte en donante de sangre? Entrá acá y elegí tu lugar.

¿Cual es tu reacción?
Lo odio
0
Me encanta
5
Me enoja
0
Me tenté
0
Meh
0
Ver comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de email no va a ser publicada.

© 2020 Todos los derechos reservados.

Desarrollado por Kira Designs.

Volver arriba