Leyendo
Mi amiga ansiedad.

Mi amiga ansiedad.

Un blah blah blah constante en mi cabeza, con sus pros y sus contras pero no hay con que darle. Hay que bancar(se) para vivir .

Alarma, abro los ojos. Chequeo celu, desayuno, me lavo la cara y hago mis necesidades, preparo mochila, ¿cuanto tiempo me queda? chequeo, rutina maquillaje, me siento un rato mientras mis pies inquietos esperan a que ya sea hora de irme aun que no quiera irme, chequeo si esta todo preparado, miro la hora, tiendo mi cama, pongo candado a mi habitación, mi cabeza dice que me olvidé algo, abro candado, no me olvidé nada, cierro de nuevo, chequeo hora de nuevo, camino por el pasillo para ya irme, toco la decoración que siempre toco, saco mi bici, abro la puerta, cierro la puerta, empiezo mi camino.

Asi empieza una rutina que por alguna razón me da un poco de tranquilidad, yo sé que es demasiado, que es intenso, pero eso soy.

Mi amiga ansiedad siempre me acompaña, a veces le digo que hoy no por favor, que no hace falta ya que es demasiado porque necesito aire, respirar y sentir mi corazón latiendo normal, necesito energía y no pensar un ratito.

Siempre tiene algo para decirme, tengo muchos recuerdos con ella ya que me acompaña siempre, mi fiel compañera de salidas, también intima por ser tan apegada a mi y tan parecida.

Es muy atenta, me avisa cuando me observan, cuando me escuchan o cuando hago algo o todo.

Ella me dice con mucha calma (irónicamente) que todavía no, que hay muchas cosas en que fijarnos, que me acuerde que hace 10 años le dije muy fuerte hola a un vendedor y que es terrible. Me dice agarrándome las cara mientras me da vuelta agarrándome la cintura desde atrás para que yo vea todo el panorama mientras ella me habla al oído causándome un escalofrió en todo el cuerpo, me muestra toda la gente, todas las luces, todos los sonidos que aturden en conjunto demostrando el caos de la vida cotidiana.

Hablé con alguien y ella mira de atrás mientras sacude su cabeza con desacuerdo ”¿era necesario decir eso? demasiada información, dale más información de como sos. Para que entienda”.

”Hacelo en un rato” me repite todos los días, pero al empezar me toca el hombro para decirme ”hace esto mejor” y así. Siempre tiene alguna tarea para mi, salvo los días en los que está agotada, ahí me deja un rato.

”Estas haciendo mucho ruido, no seas asi”

”No te quejes si ellos hacen ruido, no te hace nada”

”Te queda un minuto y tenes 10 cosas para hacer, no las hagas mal” me dice sentada al frente mio con una mirada penetrante mientras sonrie.

Esta vez quiero salir sola pensé, pero después me di cuenta que no porque ella también quería ir. Yo no sé como me siento con ella, a veces la manejo diciéndole que voy a caminar un rato, que voy a dormir, igualmente siempre está ahí, mirándome y marcando mis pasos.

”No llores, si siempre estas mal”, ”no te enojes, de seguro tenes algo de culpa así que no seas violenta que te están viendo”, ”deja de mirar que es raro”, ”no comas tan lento que alguien más quiere comer, egoista”, ”guarda con lo que decís que te trabas siempre, nadie te entiende”, ”no hables muy fuerte que es molesto”, ”¿como no vas a saber eso? un poquito de inteligencia por favor”, ”te queda poco tiempo, hacelo rápido”, ”ya estas hablando demasiado, estas aburriendo”, ”no estas hablando nada, incomoda”, ”¿Pensas que te quiere? mira lo que sos”.

”Pedi perdón, siempre pedí perdón”

Algunos de sus comentarios, de mi guía, mi amiga, ella..

Tenemos una amistad complicada, a veces es leve pero en otras ocasiones me encierra y sofoca.

Voy sintiendo como se me cierra el pecho, empiezo a sentir como todo se acelera en mi cuerpo, voy dejando de respirar y mi cabeza empieza a nublarse con palabras pareciendo martillazos pequeños.

Quedo inmóvil, agitada mientras me siento más ligera de peso y empieza a cambiar mi visión , que rara combinación.

Las cosas se alejan, no escucho nada y después se acercan, me aturde.

Todavía me siento flotando.

Igualmente sigo y sigo, caminando porque quiero y puedo. Sos más que tus tragedia, seguí y respira, va a estar todo bien.

Un popurri de ideas, errores pasados, situaciones de todo tipo, traumaticas, lindas, sin sentido y más circulan mi cabeza como una película o mejor dicho, el trailer que se repite y se repite, mostrándome quien era, quien soy y quien seré posiblemente.

Ver también

Las manos me tiemblan, siento frió en mis cachetes, siento como mis ojos se abren al igual que mi corazón alterado. Aprieto mis manos, respiro y camino, vos podes, siempre podes.

Voy recuperando el color y el aliento.

Pude, estoy bien. ¿O será que estoy mejor?

Me mira, asiente y dice ”Vamos de nuevo”

Y asi

y asi

y asi

y colorin colorado, este cuento nunca habrá terminado.

Pero puedo, con tiempo puedo.

La salud mental no tiene que ser un taboo, hay que expresarse, sentir y buscar soluciones, con paciencia y con mucho amor. Cuídate y querete, se puede y siempre se va a poder.

La ayuda nunca esta, mal y menos la ayuda que uno se da a uno mismo.

¿Cual es tu reacción?
Lo odio
0
Me encanta
2
Me enoja
0
Me tenté
0
Meh
0
Ver comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de email no va a ser publicada.

© 2020 Todos los derechos reservados.

Desarrollado por Kira Designs.

Volver arriba