Leyendo
Descubriendo miradas

Descubriendo miradas

Como dice el dicho, una mirada dice más que mil palabras. Más cuando es lo único que se puede ver (y sentir).

De lejos nos vemos, te acercas un poco y se siente el miedo, no te acerques ni me roces es lo que todos temen.

Estornudé, siento la necesidad de explicar el porque pero ¿por qué? si solo estornudé no ESTORNUDÉ. La paranoia te acompaña, no me aíslen que solo fue por mis alergias.

Y si, algo tan cotidiano como un estornudo, un roce.

Antes peleábamos por el espacio personal ahora pedimos que nos devuelvan la cercanía, ay la ironía.

Aprendí a maquillarme los ojos, quería que se vean más profundos, más coloridos ya que tengo que ocultar mi sonrisa pero por suerte mis pómulos me delatan cuando se levantan mientras mis ojos se achinan. De paso también los colores combinan con mi barbijo, para más diversión.

Veo gente caminando, ajustándose el barbijo para taparse la nariz, subiéndolo para comer un despacito de esa medialuna y tomar un sorbo de café mientras caminan al trabajo en esta mañana tan fría. Algunos miran hacia arriba, al cielo, otros abajo viendo paso tras paso y también están los más curiosos, para todos lados porque todo tiene su detalle para sus miradas inquietas.

Desesperados, se quitan el barbijo ”es imposible respirar con esto” dicen mientras prenden un cigarrillo.

”La cuarentena no me va a ganar” exclama una señora al esperar mientras le voy armando su pedido luchando con el elástico del barbijo para acomodar sus aretes ”me voy a comprar otros 3 aros más cuando termine acá” me cuenta riéndose.

Escucho muchas historias, que parecen más intensas entendiendo cada palabra al ver como van alternando las expresiones de los ojos, se achinan, brillan, se abren sorprendentemente, se combinan con las cejas fruncida por alguna queja, se hacen más pequeñitos mientras se cristalizan al contarte algo frágil, se achican uniformemente mientras la cabeza se tilda hacia un lado demostrando confusión.

Se observa mucho y te observan también, se siente y se escucha más, se extraña también.

Quiero salir sin miedo, tirarme en el pasto del parque sin pensar en nada más que en lo celeste que está el cielo.

Se me parte el corazón cada vez que escucho (son demasiadas) ‘hace mucho que no lx veo, vive lejos”.

Me siento rebelde, sin permiso de circular pero ahí estoy,haciendo mi vida cotidiana sin permiso.

A pesar de miradas se descubrieron más cosas como talentos, pasiones, resistencia, aprendizaje, a descansar, a para un poco, a valorar, a agradecer, a cuidarse, a tener higiene, a cuidar y ayudar a los demás a pensar, a sentir, a afrontar, a tener paciencia. Tan mal no nos vino, pros y contras.

Ver también

”La nueva normalidad” dicen, ojala que cuando nos quiten el barbijo y se pueda salir, no vuelvan las cosas de la normalidad anterior como violencia en las calles, boliches, suciedad por todos lados, empujarnos entre todos porque el primero que pasa es el que gana y más cosas. Ojala tomemos algunas cosas de la nueva normalidad, para volver a respirar pero de otra manera, de una manera mejor.

Que loco el miedo a salir…

Que loco no saber si abrazarte o no, hay gente mirando.

Que loco.

Que

Loco.

¿Cual es tu reacción?
Lo odio
0
Me encanta
4
Me enoja
0
Me tenté
0
Meh
0
Ver comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de email no va a ser publicada.

© 2020 Todos los derechos reservados.

Desarrollado por Kira Designs.

Volver arriba