Leyendo
Zero waste: Fast Fashion

Zero waste: Fast Fashion

El fenómeno Fast Fasion, traducido al español: moda rápida, está basado en llevar tendencias de la pasarela a el mercado de forma rápida y barata. Entonces ¿Es algo bueno? ¡Claro que sí! para los que la venden, y para nadie más.   

Cuando era más chica, me sorprendía que los tops, las faldas, o los zapatos de un invierno ya no se usaran el próximo año, comprendía que era por la moda del momento, pero había algo que no me convencía. Años después leí el término “Fast Fashion” en una publicación de Instagram, y llamó mi atención. Al principio pensé que solo era otra forma de llamar a las tendencias del momento, o una nueva marca de ropa, pero no, fue la puerta de entrada a un montón de información que me hacía falta y no lo sabía, encontré respuestas para las cuales nunca tuve preguntas.  

Venimos hablando de las cañitas de plástico, de bolsas de plástico, pero… ¿Y la ropa? Si gente, la ropa es desechable. ¿No han notado que mucha de la ropa que se usa en una temporada no dura hasta la siguiente? Se desgasta la tela, se cortan los hilos o hasta se rompen. Esto ocurre porque la ropa se está haciendo con materiales de mala calidad, puesto que así es más barato, y al durar menos el año que viene compraras una nueva remera ya que la anterior no sirve más (aparte de que ya no se usa). Además, encontramos ropa muy barata en internet o en comercios locales, y digamos que si algo es barato y bonito ya tiene 2 de 3, lo que le falta es lo de bueno, pero no es algo que la mayoría se cuestione. Lo que ocurre es que somos [email protected] de una sociedad de consumo, tendremos que aprender nuevas normas. 

¿Por qué no comprar Fast Fashion?

Vamos a lo primero ¿Por qué no esta tan buena la ropa de moda y encima barata? El primer conflicto que voy a plantear con este fenómeno es el hecho de que su fabricación no es ética. Esta es una palabra fuerte, así que vamos a desglosar cuales son los temas que me hacen decirla: 

Mano de obra

Para que podamos comprar un producto a un bajo costo, este tuvo que ser fabricado a un bajo costo. La gente que trabaja haciendo este tipo de prendas, probablemente tuvo malas condiciones de trabajo, con una baja paga, en negro y usualmente cocen sin parar por más de 10 horas. Voy a traer de ejemplo el caso de Estados unidos, hace 50 años ellos producían el 95% de la ropa que vendían, pero actualmente solo producen el 3%, el resto se fabrica en otros países, donde la mano de obra es más barata y más vulnerable al tener menos control de parte del estado sobre este tipo de industrias.  

Podrán decirme que la industria de la moda genera trabajo, pero esto no puede ni llamarse trabajo, es abuso. Es abusar de una situación de vulnerabilidad, es abusar de personas menores de edad, es abusar de la falta de leyes laborales que tienen algunos países, es abusar de que se vende y que unos pocos se enriquecen con este sistema.  

Confianza

Me refiero a la confianza que tenemos en [email protected] [email protected], en el bienestar que nos da tener ropa nueva y en el malestar que nos da usar siempre lo mismo para salir. Según “Capítulo 1. Fast fashion como un modelo de hiperconsumo en la moda” una mujer joven entra a Zara (nombre de una gran marca de ropa) 17 veces en un año, y esas 17 veces esa persona tiene que ver ropa diferente para seguir sintiéndose atraída y comprar. Así es, ropa rápida y barata. Esto genera una necesidad de adquirir lo nuevo, lo último.  

Cuando digo barata no me refiero a que son un regalo, si no que al ser ropa que vimos hace un mes en pasarela y luego se ve en un local a un precio que es aceptable para una tarjeta de crédito de una persona promedio. Por lo tanto, si es un gasto, es dinero que invertimos en algo que no es de buena calidad y probablemente dure poco, sea efímero.  

Fuera de los conflictos netamente humanos pasemos al segundo conflicto de este fenómeno: medio ambiente, lo “Fast Fashion” no es para nada ecológico. 

Materia prima

Desde el punto de partida tenemos contaminación. Los materiales que se utilizan son en su mayoría fibras sintéticas derivadas del petróleo como el poliéster, el nylon o el acrílico. Estas fibras terminaran en vertederos, contaminaran ecosistemas acuáticos y terrestres. Pongamos números, “Aproximadamente, en el 2013 se generaron 15.1 millones de toneladas de residuos textiles. Asimismo, alrededor de 10% de la huella de carbono total del mundo proviene de la industria de la moda y la ropa es el segundo mayor contaminador de agua dulce a nivel mundial.” (extracto de:http://danielaseoane.com/2017/10/07/fast-fashion-el-verdadero-costo-de-la-moda/ ).  

Porducción

Sabemos que producir lo que sea requiere de energía, además hay que transportar el producto, lo cual también es contamínate. Las producciones de ropa no se realizan en el país vecino, usualmente son en otro continente, por lo tanto, deben transportarse grandes cantidades de ropa alrededor de todo el mundo.  

El transporte y la producción son contaminantes, y al ser una actividad de gran demanda en todo el mundo, contaminan a gran escala.  

Desechos

Como vengo escribiendo, la ropa  “Fast Fashion” es ropa de una temporada, por lo tanto, no dura más de un año y la desechamos (no hago mención de las donaciones porque esta es ropa que llega a mal estado en poco tiempo y no debe ser donada). Las fibras sintéticas tardan años y años en degradarse, en cambio el algodón o el lino tardan de 1 a 5 meses. 

No quiero ser parte de este fenómeno, ¿Qué hago?

Ya hablamos de las problemáticas a nivel social y a nivel ambiental que trae este fenómeno, ahora te voy a plantear algunas alternativas.  

*No toda la ropa es de mala calidad y corta duración. Podemos conseguir ropa de muy buena calidad si buscamos y que nos dure años. Además, esta ropa si la podemos donar, porque no se hace hilachas en el camino.  

 *Démosle más tiempo de vida a nuestras prendas, cuidémoslas más, no las lavemos más de lo necesario.  

*No tengamos más ropa de la que necesitamos. Un armario explotado en cosas solo nos dará dolores de cabeza, por no saber que usar, y por no saber que tenemos.  

Y si deseas comprar ropa todos los años te presento una alternativa maravillosa: ferias americanas. Estas las podés encontrar en Instagram, Facebook y probablemente haya una en tu zona.  De esta forma vas a conseguir prendas únicas, vas a ser amable con el medio ambiente y vas a ahorrar (suelen ser muy baratas).  

Si quieres ropa nueva y a la moda, hay muchos emprendimientos de ropa ecológica. Esta ropa se fabrica con telas de origen natural y orgánico, por lo tanto, son amigables con el medio ambiente y además tienen mucho estilo.  De esta forma estarías ayudando a un pequeño negocio y además estarías siendo ecológico, lo mejor de dos mundos.  

Se que hay mucha gente que no se guía por la moda, pero hay un gran grupo que sí, y no soy quién para juzgar que nos tiene que interesar y que no, pero que tu interés no sea el causante de malas condiciones laborales ni de contaminación debería ser un factor principal a la hora de plantearnos gustos. Podes seguir la moda de una manera sustentable. Y con esta reflexión final me retiro, nos encontraremos en la próxima nota de Zero Waste, en camino a menos residuos.  

¿Cual es tu reacción?
Lo odio
0
Me encanta
1
Me enoja
0
Me tenté
1
Meh
0
Ver comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de email no va a ser publicada.

© 2020 Todos los derechos reservados.

Desarrollado por Kira Designs.

Volver arriba