No hay tiempo para la vergüenza: “mientras vos tenés vergüenza, el otro trepa”

El lema de Santiago Artemis es ahora el nombre de su serie, disponible desde el martes 19 de noviembre en la plataforma de Netflix.

Sin lugar a dudas, el año 2019 ha sido uno de esos que el diseñador jamás olvidará. El lanzamiento de su tira, así como también el de su libro “El chico del fin del mundo” dejarán su marca en quienes se decidan a dedicarles un tiempo.

En “No hay tiempo para la vergüenza”, se resume parte de la historia del joven oriundo de la ciudad de Ushuaia, criado bajo la religión mormona y apasionado por el mundo de la moda. Su carácter implacable y gran fortaleza, han sido herramientas esenciales para lograr construir su aclamada reputación.

Su vida diaria y los meses previos a la presentación de su colección” The greatest love of all”, son los ejes dominantes en la trama. Visitas a su psiquiatra, proveedores, viajes y salidas con amigos se entrelazan en un programa que bien combina con su protagonista: histriónico, divertido, excéntrico y modesto.

Con tan solo 27 años, Santi (como lo llaman sus amigos), ha sido responsable de vestir a artistas del porte de Katy Perry, Britney Spears y Lali Espósito. Su mente ágil y extremadamente imaginativa, llevara a la creación de piezas únicas para sus clientes particulares y  un grupo variado de artistas, desde Xuxa (su ídola) hasta Pablo Lescano, durante el transcurso de varios capítulos.

Con ayuda de sus amigas estilistas, Carla Bugarin y Andrea Galantti, Artemis logró completar su colección de 35 atuendos, y presentarla en su desfile el 29 de agosto del corriente año. La temática encuentra inspiración en el disco de la cantante norteamericana Whitney Houston: The greatest love of all.

Lunares, textiles metalizados, moños y cintos toman dominio del trabajo presentado este año por el diseñador, sin dejar atrás su elemento insignia: las hombreras. Mujeres y hombres desfilaron llevando extravagantes pelucas rubias como parte del styling, haciendo una marcada referencia a la estética de los años 80.

En tan solo 6 capítulos con una duración de 40 minutos aproximadamente, el director Pablo Romeo muestra las diferentes facetas de Santiago, sumando tomas con enfoques artísticos, inherentes al mundo de colores y texturas, que entraña la industria textil.

Ya sea por amor a la moda, entretenimiento o para quienes necesiten inspiración en su proceso de superación personal, “No hay tiempo para la vergüenza” es un must see. ¡No te la pierdas!

También puede interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *