Leyendo
Un culto al aceite de oliva: Pan y Oliva (olivícola Zuelo de Familia Zuccardi)

Un culto al aceite de oliva: Pan y Oliva (olivícola Zuelo de Familia Zuccardi)

Visitamos la olivícola Zuelo de Familia Zuccardi y su restaurante, ubicado en Maipú y te contamos que nos pareció.

Pan y Oliva es el segundo emprendimiento gastronómico de Familia Zuccardi, ubicado en enfrente del molino de extracción de aceite de oliva y a pocos metros de las plantaciones de olivos.

Su propuesta se resume en tres conceptos: almacén, restaurante y sitio educativo.

En su sección de almacén podemos encontrar una gran variedad de productos caseros y naturales (tales como conservas, quesos, aceitunas y panes; entre otros) además de accesorios o libros de gastronomía, sobre todo de olivicultura.

Algo a destacar es la visita guiada a la olivícola y su degustación de aceites.

Luego de la clásica visita guiada, en al que podemos aprender de forma técnica en primera persona el proceso tanto de cultivo de las aceitunas como la posterior elaboración de los aceites, tenemos la posibilidad de degustar los distintos tipos de aceites. Basta con probar para empezar a entender diferencias, gustos y aromas.

El Restaurante Pan y Oliva abrió sus puertas en 2012 y es destacado por ofrecer una propuesta gastronómica mediterránea, a la carta y relajada. Basado en productos orgánicos de la huerta, en los que el aceite de oliva se destaca como ingrediente principal.

Cuenta con un concepto de cocina abierta, a la vista del comensal. Entre los platos de la carta podemos encontrar productos de elaboración poco compleja, frescos y de estación, de los cuales se destacan los tapeos, pastas y ensaladas.

En nuestra visita, tuvimos el placer de probar algunas tapas destacadas de la carta

El maridaje que elegimos para toda nuestra experiencia fue: Tintillo Malbec -Bonarda (en lata)

Tintillo es un blend de Bonarda y Malbec elaborado a partir de maceración carbónica, donde se inicia una fermentación de racimos enteros para lograr un vino de carácter frutado con una frescura particular que lo vuelve ideal para beber frio. 

Cuenta con un color violeta intenso y aromas que recuerdan a los frutos rojos. En boca es fácil de tomar, con una buena acidez natural.

Pan blanco con conserva de pimientos y alcayota en escabeche

Este es un entremés que fácilmente confundiríamos con un tapa, por su gran sabor y abundancia. El restaurante ofrece estas conservas de la marca “Cristo de los Cerros” en su tienda.

Tapa: Zapallos asados con requesón de queso de cabra

Una propuesta fresca, sana y tranquila para empezar una experiencia gastronómica bien mediterránea y lleno de sabores variados.

Tapa: Brócoli con couscous, almendras y hierbas de huerta

Esta tapa nos encantó. Seguimos con la línea de lo sano y liviano, sin perder sabor ni texturas. Un plato que podría acompañar cualquier otro, así como también disfrutar por sí solo.

Tapa: Pizzeta de masa madre con sofrito y mix de quesos

Ya terminando esta experiencia, pudimos probar la pizzeta de sofrito. Una apuesta clásica reinventada, que también pudo conquistar nuestro paladar.

Conclusiones

Pan y Oliva promete ofrecernos un almuerzo sin tantas exuberancias, con platos clásicos que cualquiera podría comer y degustar; sin dejar de lado la alta calidad de los mismos ni mucho menos la experiencia junto con su gran compañero: el aceite Zuelo.

Desde The Malbec Post le queremos agradecer a Julia Zuccardi y a todo el staff por esta gran experiencia vivida.

¿Cual es tu reacción?
Lo odio
0
Me encanta
4
Me enoja
0
Me tenté
0
Meh
0
Ver comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de email no va a ser publicada.

© 2021 Todos los derechos reservados.

Desarrollado por Kira Designs.

Volver arriba