Leyendo
MUNDO PLÁSTICO

MUNDO PLÁSTICO

mundoplastico

¿Nos estamos moviendo en espiral?

Si bien ya es conocido el hecho de que consumimos aproximadamente 5 gramos de plástico por semana (Organización Mundial de la Conservación, 2019) no parece existir una reducción en la circulación ni producción de dicho material.

¿Cómo lo consumimos? La principal vía de ingesta sería la oral: mediante el agua contaminada del grifo, de nuestra casa o cualquier otro lugar.

En el caso de  los  productos envasados los principales contaminados con plástico son: la cerveza, los mariscos y la sal.

Geografía del plástico

Existen cinco islas en el mundo hechas de basura en nuestro planeta:
Dos de ellas en el océano Pacífico,dos más en el océano Atlántico y una en el Indico según releva Greenpeace.

Aproximadamente podría cubrirse un país como Argentina con el plástico suspendido que espera a ser degradado.

Alertan que para el año 2050 se multiplicarán estos desechos a su cuádruple, con una capacidad de reciclado que de ser continua será del 9%.

#1 en la lista negra

Es una realidad que consumimos grandes cantidades de envases en plástico a cada momento.
Una rápida prueba es mirar a nuestro alrededor: casi todo contiene plástico en su composición.

El más fugaz y menos propicio encabezando la lista negral del peor uso de plástico es el: plástico de un solo uso.

 Una botella de plástico demora 450 años en ser degradada, y esa baja capacidad de degradarse  es debido a que sus componentes son inorgánicos. Los pañales se suman a este tiempo necesario para degradación, tanto como los popotes/sorbetes, envases , cubiertos entre otros utensilios de nuestra vida cotidiana.

Biosustentabilidad

Estamos poco acostumbrados al término y a incluir en la mirada a todas las especies con las que convivimos en el planeta.

La biosustentabilidad apunta a un uso inteligente y reflexivo de los recursos  para de esta manera lograr proyectar las circunstancias presentes en consecuencias futuras.
Probablemente se trate de uno de los pasos  de madurez más grandes de la humanidad en torno a las temáticas medio ambientales, aunque parecemos movernos en direcciones antagónicas.

Introducir este concepto  nos permite confrontarnos con varias preguntas sine qua non podríamos pensar alternativas.

No solo en relación con nuestra vida cotidiana y esfera de acción si no aquellas que demandan una respuesta como clientes de empresas que producen en forma masiva.

Aumentar la vigencia de envases reciclables como: botellas retornables, cartones, dispensadores de repuestos.
También alternativas biodegradables por ejemplo: bolsas de almidón en reemplazo de las de plástico.

Por otro lado la puesta en marcha de procesos creativos con lo que llamamos “basura”.
Los envases de vidrio que podrían rotar de uso en vez de ser desechados, ropa vieja que podría entrar en el circuito de vintage clothing / reinvención de la prenda. Y por supuesto plásticos que podríamos tirar en puestos de reciclaje.

Algunos procesos emparentados con la biosustentabilidad se encuentran dando pequeños pasos, esto es debido costos altos que disminuyen su accesibilidad tanto a la producción como al consumo.

Realizar una remera con PEF, bolsas biodegradables, envases biodegradables, entre varias alternativas no logran competitividad en un mundo donde importa más el dinero que la preservación ambiental.

Ver también

COPs: Un dato inquietante

A toda esta cuestión debemos agregar los  famosos y daniños “COPs” (compuestos orgánicos persistentes) ó dioxinas, principalmente resultados de procedimientos industriales.

Uno de los datos más llamativos es su composición química que deriva en acumulación en el tejido adiposo de los animales con poca posibilidad de reversibilidad ya que se acoplan a la función de depósito y poseen una alta estabilidad, es decir que necesitan aproximadamente 7 a 11 años para lograr ser degradados.

Entre los problemas posibles de desarrollar al consumirlos se encuentran aquellos asociados a: reproducción, el desarrollo, sistema inmunitario (enfermedades auto inmunes), interferencia con hormonas, y cáncer.

La vía principal de ingesta: la grasa de las carnes y el consumo de productos lácteos.

No obstante la OMS (Organización Mundial de la Salud) advierte que las posibilidades de reducir la exposición a COPs es limitada, dejando la problemática sin aparente respuesta ni propuesta.

Más información en:
https://www.breakfreefromplastic.org/
https://es.greenpeace.org/es/wp-content/uploads/sites/3/2018/04/TOOLKIT-PLASTICOS-v3.pdf




¿Cual es tu reacción?
Lo odio
0
Me encanta
2
Me enoja
0
Me tenté
0
Meh
0
Ver comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de email no va a ser publicada.

© 2020 Todos los derechos reservados.

Desarrollado por Kira Designs.

Volver arriba