Leyendo
Gallardo, Russo y la puja por la Superliga.

Gallardo, Russo y la puja por la Superliga.

Los dos equipos más grandes del país se disputan el trofeo nacional.

Siempre fue un tema de discusión si el Torneo local era importante para los cinco grandes clubes de Argentina. En lo personal, pienso que sí. Pero quizás esto quedó debilitado ante aquel bicampeonato logrado por Guillermo en Boca.

Hoy, la ecuación es distinta. El receso veraniego le permitió a River y Boca prepararse para pelear el torneo. El Millonario desde el proyecto de Gallardo y el Xeneize desde la reconstrucción post Alfaro.

Hagamos foco en River, el puntero. Los de Gallardo acumulan 6 victorias y un empate en 2020. Este último contra Defensa y Justicia, en Núñez. Los de Crespo fueron, tácticamente, muy ordenados. En el primer tiempo jugaron a gusto, tuvo la pelota, su salida desde el fondo fue prolija, sus laterales neutralizaron al Millonario y por allí golpearon primero, marcando el 1 a 0.

El Muñeco supo qué hacer y sacó a Javier Pinola, sobrante en la defensa, para que juegue Juan Fernando Quintero y tener la pelota en su poder. Resultó. Aunque River no ganó, la peligrosidad generada por ese cambio táctico le otorgó un penal a su favor que derivó en el empate.

Gallardo en conferencia de prensa resaltó el carácter de su equipo. Y, aunque le dio luz verde a Boca, soltó que River depende de River -lo cual es cierto- y le recordó a todos que sus jugadores son especialistas en los mano a mano, y no les escapan a ese nerviosismo.

Allí se encolumnan sus hinchas. Detrás de él. Repitiendo la frase “que la gente crea” y quedó en la historia. Todos se alimentan en su fe. Saben que Tucumán no es fácil, pero si miran al banco y está Gallardo, los riverplatenses respiran aliviados.

Abajo, asomado y con intenciones, está Boca. Russo le cambió la cara a este equipo. Es un Xeneize goleador. El hincha está a gusto, le gusta lo que ve. Le gusta el riesgo y el protagonismo asumido que faltaba en el ciclo anterior.

Ver también

Remarcamos que es un equipo goleador, es que este Boca hizo 15 goles en 6 partidos. Atacan con fervor. En el mediocampo, Fernández y Campuzano distribuyen y llegan al área rival. (Ej: gol de Pol para abrir el marcador en Santa Fé) Soldano y Tévez son experimentados y grandes definidores. Villa está en su mejor nivel desde que arribó y Salvio aparece siempre que se lo necesita.

Al equipo de Miguelo tampoco le marcaron mucho. Apenas un gol contra Talleres. Es un excelente número, porque su equipo ataca pero no se descuida en el fondo;estará a la espera del planteo del Gimnasia de La Plata de Maradona, que necesita ganar para no descender.

El final de la Superliga está apasionante. Dos equipos luchan el trofeo para ver quién hizo mejor las cosas. Uno, acostumbrado a ganar en el último tiempo. El otro, quiere acostumbrarse mediante su nueva identidad. Este fin de semana tendremos novedades.

¿Cual es tu reacción?
Lo odio
0
Me encanta
0
Me enoja
0
Me tenté
0
Meh
0
Ver comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de email no va a ser publicada.

© 2020 Todos los derechos reservados.

Desarrollado por Kira Designs.

Volver arriba