Leyendo
Relatos Condensados 6: Thelma y Louise pero bucaneras

Relatos Condensados 6: Thelma y Louise pero bucaneras

Desde el primer clásico de novelas de piratas “ Vida, aventuras y peripecias del Capitán Singleton ”,  escrita por Daniel Defoe en 1.720, que narra las andanzas de éste personaje bucanero por lugares exóticos como El Caribe; pasando por “ La dragoneta “ de Lope de Vega (1.598 ); “La Isla del Tesoro ” de Robert Louis Stevenson ( 1.883);  “ El corsario negro ” del gran Emilio Salgari ( 1.898) y la gloriosa “ Canción del pirata ” de José de Espronceda de 1.835, mucha tinta ha corrido sobre mares de historias y aventuras piratas. Personajes que viven en nuestra imaginación con características bien estereotipadas; bebedores de ron ,buscadores de tesoros, con patas de palo, garfios por mano, dientes marrones y parche en un ojo. Pero faltan personajes. Faltan ellas; las bellas, temerarias y famosas piratas  Anne Bonny y  Mary Read.

Anne Bonny, hija ilegítima del rico abogado irlandés William Cormac y su sirvienta, nació en 1.698. Sus padres tuvieron que huir como consecuencia del escándalo de ésta situación y la familia recaló en Carolina del Sur en Estados Unidos. Quizás estaba en su naturaleza o en la forma de llegar al mundo, lo cierto es que Anne era una pelirroja rebelde, que desde muy jovencita peleaba con bravura, enfrentando a su padre y a la sociedad en la que vivía. Ese carácter le permitió romper los moldes, enamorarse de un pirata que había pasado por la cárcel y cuya relación no era aprobada por su padre, casarse con su  amado, llamado James Bonny y  mudarse a un lugar de Las Bahamas muy frecuentado por piratas ingleses. A partir de entonces, se hizo llamar Anne Bonny.  En éste tiempo conoció a Jack Rackham, un pirata apodado “Calicó Jack”, se sintió  atraída hacia él y comenzaron un romance.  Anne inicia con él una etapa de aventuras a bordo del  barco de Jack, llamado “ Revenge”   vistiendo ropas masculinas y participando activamente en abordajes y saqueos a otras embarcaciones.

En uno de esos asaltos, conoció a un joven aguerrido que resultó ser una mujer. Se trataba de Mary Read, otra pirata tan temeraria y guerrera como ella. Anne y Mary se hicieron muy amigas y junto con “ Calicó Jack” conformaron un trío pirata en el que las mujeres peleaban a la par de cualquier varón de la tripulación, y muchas veces mejor que ellos. Existe el rumor de que mantenían un triángulo amoroso. Al poco tiempo, un barco capitaneado por Jonathan Barnet, cuya  misión era la de interceptar al ” Revenge “ por orden del Gobernador de Jamaica enterado que Jack navegaba por las aguas del Caribe. Según se cuenta, el Capitán Barnet no tuvo mucho trabajo para reducir a la tripulación del “ Revenge “ ya que los tomó por sorpresa y muy alcoholizados. Sólo Anne y Mary lucharon con fiereza enfrentando a los agresores quienes finalmente las apresaron junto con el resto. Fueron enjuiciados y condenados pero Anne y Mary, declararon estar embarazadas invocando una ley inglesa que prohibía la pena de muerte a mujeres en ese estado. Así evitaron la horca, pero Jack y sus hombres fueron colgados y el cadáver de Jack, expuesto en una jaula.  Cuenta la historia, que Anne pudo despedirse de Jack antes de que lo ahorcaran y le dijo : “ No supiste defenderte como un hombre y por eso vas a morir.”  Mary Read , por su parte, se enfermó en la prisión y murió. Anne Bonny  misteriosamente quedó liberada junto a su hijo recién nacido.

Al parecer, su padre habría sobornado a alguien para sacarla de la cárcel. Volvió a Carolina del Sur, se casó con un hombre del lugar con el que tuvo ocho hijos y vivió tranquila hasta los 84 años.  Anne Bonny ,  la única sobreviviente del barco pirata “ Revenge “, fue la primera mujer de la historia en ser juzgada por pirata. Es justo decir que además de Anne y Mary, existieron otras chicas bravas en los mares : Grace O’Malley, Charlotte De Berry y Ching Shih.  Probablemente  hayan sido muchas más, pero para muestra…bastan éstos botones.

Protagonistas de actos contrarios a las normas de sus tiempos, liberales, bellas y guerreras, hicieron de la libertad una bandera femenina  que no se parecía en nada a la del par de tibias y la calavera.

Hasta los próximos relatos…condensados.

¿Cual es tu reacción?
Lo odio
0
Me encanta
12
Me enoja
0
Me tenté
0
Meh
0
Ver comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de email no va a ser publicada.

© 2020 Todos los derechos reservados.

Desarrollado por Kira Designs.

Volver arriba