Filosofar en tiempos de confinamiento

Una perspectiva diferente de la cuarentena: comenzar a reflexionar en tiempos de cuarentena.

Filosofar en tiempos de confinamiento ¿Cómo podemos hacer filosofía en tiempos de confinamiento?¿Es necesaria la filosofía? La filosofía es necesaria para romper con lo ya establecido, en aquel lugar en donde nadie se cuestiona nada, la filosofía estará ahí para molestar y generar preguntas.

En esta cuarentena pareciera que tenemos demasiado tiempo. El cual, según muchos medios de comunicación no debemos desperdiciar y tenemos que sacarle provecho de una forma u otra. Nos afirman que no debemos perder el tiempo.

El tiempo no es algo que podamos controlar. ¿Quién determina cuando el tiempo se pierde?

Pero ¿qué es perder el tiempo? Se refieren a que perder tiempo es no poder ir a trabajar, a estudiar o cualquier otro tipo de actividad que tenga que ver con el concepto de productividad que todos conocemos.

En este tiempo tan difícil y agotador que estamos pasando todos, debemos darnos el lugar que en otro momento no podríamos, darnos lugar para poder reflexionar y pensar.

Tiempo de conocernos un poco más tiempo de a nosotros mismos más tiempo para cosas que no podemos hacer nunca. Pero por sobre todo tenemos más tiempo para pensar y eso incluye el poder hacer introspección e inclusive intentar mejorar como personas.

¿Cómo se relaciona esto con la filosofía?

La filosofía es molesta, llena de preguntas que nadie quiere escuchar, inclusive preguntas que jamás obtendrán respuesta. La filosofía nos invita a pensar, a cuestionarnos absolutamente todo.

Se trata de darnos el lugar de filosofar en estos tiempos de confinamiento, cuestiornarnos lo que en otro momento no haríamos por falta de tiempo o por estar demasiado ocupados/as para pensar.
En aquel lugar en el que nos encontramos cómodos, ante algo obvio, allí mismo se encontrara la filosofía para romper con todo lo establecido.

Haciendo filosofía tomamos conciencia del carácter limitado y finito de nuestra existencia

Dario Sztajnsrajber

Al filosofar nos angustiamos, ya que la pregunta angustia. No tener casi ninguna certeza suele ser angustiante, es por esto que se dice que esta práctica es molesta. Porque pareciera que en ciertas ocasiones, hasta el simple hecho de pensar es molesto.

En esta cuarentena, además de intentar no convertirnos en cyborgs , ya que pasamos la mayor parte del tiempo con la tecnología, y el celular ya es prácticamente una parte más de nosotros. Podemos aceptar esta invitación a pensar que nos da la filosofía.

Además, aunque no parezca, se pueden hacer muchas cosas que estimulan en pensamiento creativo estando en casa; por ejemplo cursos. Hay muchísimos cursos a los cuales podemos acceder y son muy interesantes, pueden acceder a información sobre algunos cursos haciendo click aquí . Son muy interesantes y tienen gran variedad.

En lo que respecta específicamente a cursos de filosofía online, les dejo a continuación uno de Juan Denis, que en lo personal me pareció excelente, se trata de un curso en Youtube completamente gratuito y esta primera clase se trata de la pregunta ¿Para qué sirve la filosofía?

Para concluir, a pesar de que no siempre resulta grato cuestionarse las cosas, debido a que a veces llegamos a conclusiones que no nos agradan. Filosofar y reflexionar pueden llevarnos a conocernos a nosotros mismos verdaderamente, o por lo menos intentarlo. Y en este periodo de confinamiento puede ser una buena oportunidad para hacerlo y obtener mejorías tanto personales como colectivas en un futuro.

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *