Leyendo
¿Alguna vez te sentiste excluído?

¿Alguna vez te sentiste excluído?

Aprende a identificar qué tipo de emoción negativa estas sintiendo y comienza a trabajar en ello para vivir cada día mejor.

Las personas que experimentan la sensación de exclusión dentro de un entorno social, sufren un dolor similar al dolor físico. ¿Cómo afrontar esa emoción?

El hecho de sentirse excluido nos puede ocurrir en diferentes etapas de nuestras vidas, durante nuestras relaciones interpersonales, ya que las mismas están ligadas a nuestras emociones y sentimientos.

Si bien los disparadores de “no ser parte” pueden ser varios, se destaca la posición social, las ideas, el rango de edad, la religión, y la educación.

Desde que nacemos somos parte de un grupo familiar, al que se denomina grupo primario y desde allí vamos desarrollando habilidades que luego nos impulsan a vivir en sociedad.

No obstante, cuando se logra un grado de pertenencia a un determinado grupo, es porque se comparten las ideas, hay respeto,se da una aceptación, hay gustos por determinada música, deportes, materiales de estudios, Etc. Momentos compartidos que nos hacen vivir en sociedad y mantener una relación con otro individuo.

Sin embargo, ¿qué ocurre cuando no nos sentimos parte?

Estudios han demostrado que una persona al sentir rechazo sufre un dolor similar a un dolor físico y puede traer múltiples consecuencias negativas.

De modo tal que si ocurre durante la niñez puede marcar nuestro porvenir, por ésta situación se evitará toda exposición al rechazo, el sentirse herido o incluso pueden llegar a  evitar el socializar con otros como un escudo ante dicha situación.

A pesar de ello, la balanza podría inclinarse del lado contrario y actuar en consecuencia, es decir ser participes directos de fomentar una situación de rechazo a otro.

¿Cómo podemos enfrentar esta situación?

A partir de sentir ese dolor por no ser parte, es importante no dejarse dominar por esas emociones negativas y buscar alternativas, en efecto, nos ayudará a desarrollar nuevas habilidades y conocernos a nosotros mismos.

En este sentido, un paso importante es reconocer porque nos estamos sintiendo de esa manera ¿ Realmente estamos siendo rechazados? ¿que emoción negativa es la que predomina en ese momento?

Una vez que podamos reconocer ese punto, hay que ir en busca de opciones que nos ayuden a trabajar y lidiar con esa emoción.

Consejos para hacerle frente a la exclusión

  • Puedes escribir en un papel todas esas cualidades que reconozcas en ti y sepas qué eres capaz de compartir con un otro.
  • Analizar la situación desde otros ángulos para ayudarte a entender la situación.
  • Observar las buenas intenciones de los demás, sin enfocarte solo en lo malo.
  • Fomentar relaciones en donde sientas comodidad y cierta lealtad.
  • Mantenerse activo es un gran aliado.
  • Hablar de lo que ocurre con tus seres queridos,allegados  o bien buscar ayuda terapéutica.

Desde luego sentirse excluido, no impide generar nuevos vínculos, a medida que sumemos trabajo personal y  logremos ser independientes en nuestra relación con un otro.

Para concluir, es importante reconocer ¿por qué predomina la emoción negativa? entender que no está mal pero sí es responsabilidad nuestra decidir qué hacemos con lo que estamos sintiendo, y de ese modo comenzar a trabajar sobre nosotros mismos.

¿Cual es tu reacción?
Lo odio
0
Me encanta
0
Me enoja
0
Me tenté
0
Meh
0
Ver comentarios (4)

Deja una respuesta

Tu dirección de email no va a ser publicada.

© 2020 Todos los derechos reservados.

Desarrollado por Kira Designs.

Volver arriba