Leyendo
No todo es lo que parece

No todo es lo que parece

Doble de cuerpo (1984) es, probablemente, la cima artística de Brian De Palma. Llena de misterio y erotismo, que logra engañar al espectador.

Ficha técnica:

  • Título original: Body Double.
  • Año: 1984.    
  • Dirección: Brian De Palma.
  • Guión: Robert J. Avrech, Brian De Palma.
  • Música: Pino Donaggio.
  • Fotografía: Stephen H. Burum.
  • Intérpretes: Craig Wasson, Melanie Griffith, Gregg Henry.

La entrega del director italo-norteamericano se nutre del thriller psicosexual. Evidencia de la fórmula es la conexión entre el sexo y el suspenso.

Podemos presenciar el cine softcore y la pornografía, con escenas sexuales realmente eróticas, muy superiores en temperatura a las de películas más o menos contemporáneas.

También, Brian De Palma nos sumerge en una lógica donde lo importante es el juego de la identidad. Casi todos los protagonistas esconden una singularidad diferente o se muestran con una que no es la suya, y, en cierto modo, la película es una búsqueda de la verdadera personalidad de esos personajes.

La máscara y el maquillaje predominan en esta obra. Pues, al fin y al cabo, son una forma de expresar cómo las certezas se debilitan. O un buen disfraz para perturbar el orden. He ahí la función que cumple en Doble de cuerpo (1984). Otro claro ejemplo, del mismo director, es Misión: Imposible (1996).

Asimismo, podemos ser partícipes de una obsesión personificada por el accionar de Jake Scully (Craig Wasson). Estado que incomoda a varios personajes femeninos, como Holy Body (Melanie Griffith).

Cabe destacar que, para la elaboración del film, el director se inspiró en La Ventana Indiscreta (1954) y Vértigo (1958), de Alfred Hitchcock.

Además, la cinta habla sobre otra película. La autorreferencialidad se consigue a partir de la estructura: el mundo detrás de la pantalla. Ya que la trama del film se sitúa en el mundo de la realización cinematográfica.

Ver también

Por su parte, Pino Donaggio nos brinda una banda sonora, con aires ochentosos, totalmente evasiva. Un claro ejemplo es el tema: Relax, de Frankie Goes to Hollywood. La música acompaña a una secuencia entera, prodigio de puesta en escena, dado su ritmo y sincronización.

Doble de cuerpo (1984) es una historia del deseo erótico, con una atmósfera en la que todo lo que sucede no es normal. Pues, la narrativa de Brian De Palma, nos sumerge en un misterio, con una carga sexual capaz de distraer la atención del espectador.

Por Exequiel Leal.

¿Cual es tu reacción?
Lo odio
0
Me encanta
2
Me enoja
0
Me tenté
0
Meh
0
Ver comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de email no va a ser publicada.

© 2020 Todos los derechos reservados.

Desarrollado por Kira Designs.

Volver arriba